Escucha también en tu reproductor favorito:


Lo último:

5 Cosas que no sabias sobre la sandía.




1. La sandía cuenta con más licopeno que los tomates crudos

 En tan solo una copa, la sandía tiene 1,5 veces más licopeno que un tomate fresco grande –6 miligramos frente a 4 miligramos–. Eso es importante porque el licopeno se cree que actúa como un estupendo antioxidante, evitando que los radicales libres dañen las células y jueguen con tu sistema inmunológico. 

Algunas investigaciones incluso sugieren que el licopeno, por lo general presente en las frutas y verduras de color rojo, puede ayudar a combatir las enfermedades del corazón y algunos tipos de cáncer. Consejo: "Para conservar la mayor cantidad de antioxidantes en este delicioso superalimento, guarda la sandía a temperatura ambiente antes de cortarla", dice Sass.

2. El jugo de sandía puede aliviar el dolor muscular 

 Un estudio español publicado en el Journal of Agricultural and Food Chemistry encontró que beber jugo de sandía en realidad puede ser muy relajante después de un entrenamiento extenuante. Los atletas que consumen 500 gramos por hora antes del ejercicio, tuvieron menos dolor muscular y una frecuencia cardíaca más baja.

3. La sandía es una fruta y una verdura

 Hablando acerca de un mérito adicional: como la mayoría de las frutas, la sandía es el producto de una planta productora de semillas y tiene un sabor dulce. Pero está emparentada con la familia de la calabaza y el pepino, conocida como las cucurbitáceas. ¿Recuerdas que se puede comer la cáscara? La naturaleza dual de la sandía hace que todo sea comestible, así que no hay excusa para desperdiciar nada.

4. La sandía contiene mucha agua 

 Ahora bien, este es un alimento con cierto poder de hidratación importante: la sandía es 91,5% de agua. La deshidratación es un grave problema, ya que es mala para la salud. Un estudio publicado en The Journal of Nutrition encontró que las mujeres con una deshidratación leve experimentan dolores de cabeza, falta de concentración, fatiga y peores estados de ánimo. Más razones para incluir algunas recetas de sandía.


5. Hay una variedad de sandía de color amarillo 

 Es difícil de creer que haya una sandía que no sea de color rosa en el interior, pero hay otra variedad, conocida como sandía amarilla, que tiene un interior luminoso y la pulpa tiene un sabor similar a la miel más dulce. La cosa es que ambas son casi idénticas en el exterior, así que a menos que leas los carteles en el supermercado o en el mercado de agricultores, puede ser difícil saber cuál es cuál.
Share on Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario