Escucha también en tu reproductor favorito:


Lo último:

Tres recetas caseras para recuperar tu cabello quemado

Hidratante de romero y aceite de oliva 

Las propiedades hidratantes del aceite de oliva, sumadas a las propiedades antioxidantes del romero, son una excelente combinación para recuperar el cabello dañado y a su vez para protegerlo de agresiones posteriores. Esta receta es muy sencilla, lo que tienes que hacer es calentar 1/4 taza de aceite de oliva, (ten cuidado que no hierva), verter el contenido en una botella de vidrio y agregar 5 gotas de aceite esencial de romero. Mezcla bien ambos aceites y masajea todo tu cabello con esta preparación, colócate una gorra plástica y deja actuar por 15 a 20 minutos. Luego lava con champú y crema de enjuague específica para tu tipo de cabello. Te aconsejamos repetir este procedimiento una vez a la semana. Esta preparación puedes reservarla hasta por un mes lejos de la luz del sol, recuerda que debes calentarla un poco antes de aplicarla.

Huevo y miel 

El huevo y la miel no sólo te servirán para preparar deliciosos postres, sino que les puedes dar un excelente uso preparando una receta casera para recuperar tu cabello dañado. Este tratamiento es ideal para aquellas personas que tengan el pelo muy rizado y reseco. Tienes que tomar un huevo o dos, dependiendo de la cantidad de cabello que tengas y agregarle dos o tres cucharadas soperas de miel. Debes mezclarlos bien hasta integrar ambos elementos y aplicarlos sobre todo el cabello. Coloca una gorra plástica y deja actuar durante unos 30 minutos, luego lava tu cabello con tu champú y crema de enjuague habituales. A esta misma preparación puedes añadirle una cucharada sopera de aceite de coco y una de aceite de almendras, los cuales favorecerán la hidratación de tu cabello.

Mascarilla capilar de frutas 

Las frutas tienen excelentes propiedades hidratantes y antioxidantes que también podrás aprovechar para reconstituir tu cabello de manera natural. En una licuadora mezcla, medio plátano, medio aguacate, algunos trozos de melón y tres cucharadas de yogurt natural. Licúa estos ingredientes por algunos minutos hasta que todos se integren bien. Si tu cabello está muy dañado también puedes añadir una cápsula de vitamina E. Aplica el preparado sobre todo tu cabello, colócate una gorra de plástico y déjalo actuar durante 30 minutos. Luego lava tu cabello normalmente con champú y crema de enjuague.
Share on Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario